No cabe duda de que la imagen aérea ha sido, es y será, un buen argumento para el lanzamiento de campañas o programas turísticos, ya que es una forma de ilustrar que gusta mucho: los parajes más bellos se ven diferentes cuando los ves volando ….

Ahora, las productoras de contenido y creadoras de spots publicitarios para las diferentes oficinas de turismo cuentan con la tecnología drone para aumentar el grado de satisfacción visual del espectador y, por tanto del viajero, que hace de este recurso una herramienta de gran capacidad para generar imágenes muy versátiles y de enorme calidad.

Ya no tienes que alquilar un helicóptero o una avioneta … sólo necesitas un buen piloto de drone con cierto talento visual que sepa ofrecerte imágenes de impacto.

Existen actualmente en el mercado drones con gran autonomía, tanto de vuelo como de peso, que permiten realizar trayectos imposibles y, sobre todo, planos increíbles; las cámaras que, en muchos casos, integran el aparato dan resultados óptimos en la calidad de la foto y el video, si bien, se pueden acoplar, en función del modelo, cámaras de recurso terrestre.

Así, muchos editores audiovisuales se frotan las manos al incorporar los planos aéreos generados por los drones, y completan un contenido que en muchos casos no hubiese sido tan rico, visualmente hablando.

Aquí os dejamos un video que realizamos este pasado verano en el Valle del Jerte, con un DJI Inspire, el cual nos dio unas imágenes espectaculares.