Seguimos impacientes al cambio en la legislación de los vuelos de aparatos no tripulados, ya que, según se dice, una de las novedades principales es la apertura al vuelo con drones sobre núcleos urbanos o ciudades, por lo que el turismo será uno de los sectores más beneficiados.

Si somos capaces de volar un drone, con todo tipo de parámetros de seguridad y viabilidad, por encima de las ciudades o de aglomeraciones de gente, podremos producir mejor contenido para satisfacer una demanda cada vez mayor de las diferentes comarcas, regiones y ciudades, que necesitan del turismo para mantenerse y potenciarse económicamente.

Ya no tienes que alquilar un helicóptero o una avioneta … sólo necesitas un buen piloto de drone con cierto talento visual que sepa ofrecerte imágenes de impacto